miércoles, 4 de febrero de 2015

Me gusta la gente buena. Y le doy las GRACIAS por existir en mi vida.

Me gusta la gente buena, y si, todavía existe gente buena.
Estoy enferma, con gripe de esas de libro, con dolor en todo el cuerpo, con picos de fiebre muy altos, mucha tos, mocos... GRIPE, con mayúsculas.
Y casualidades de la vida, ayer recibí un paquete, a mi nombre. Me sorprendí primero, y al abrirlo me emocioné. De verdad que me empezaron a caer unos lagrimones por las mejillas (iba a decir sonrojadas por la fiebre... pero la verdad es que estoy pálida como la nieve, ahora, me arden como si estuvieran sonrojadas...) Me emocione al ver el regalo , y sobre todo al leer la nota. Ella se acordó de mi, y punto, y pensóóque me haría ilusión recibirlo. Porque si. Y ya está. Porque así le salio. Sin ningún motivo aparente.  Y no os podéis imaginar como agradezco ese detalle.
Lo llevo puesto, es mi color favorito, y además del calor que me da, me llega sobre todo el calor humano. 

 A veces le dedicamos mucho tiempo a quien no nos valora, a quien nos ignora, y no se merece nuestra atención. Nos preocupamos por ciertas personas y situaciones que en realidad no son dignos de nuestro tiempo. Y dejamos pasar por alto estos pequeños detalles que realmente son tan valiosos. Esto es la esencia de la vida.
Y esto hay que agradecerlo.
 
 Mario Benedetti decía (y suscribo todos y cada una de las palabras):
 Me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla, que no hay que decirle que haga las cosas, sino que sabe lo que hay que hacer y que lo hace en menos tiempo de lo esperado.
Me gusta la gente con capacidad para asumir las consecuencias de sus acciones, la gente que que no deja las soluciones al azar.
Me gusta la gente que es estricta  con su gente y consigo misma, pero que no pierde de vista que somos humanos y nos podemos equivocar.
 Me gusta la gente que piensa que el trabajo en equipo, entre amigos, produce mas que los caóticos esfuerzos individuales.
Me gusta la gente que sabe la importancia de la alegría.
Me gusta la gente sincera y franca, capaz de oponerse con argumentos. La gente de criterio, la que no se averguenza de reconocer que no sabe algo o que se equivocó.
Me gusta la gente que al aceptar sus errores, se esfuerza genuinamente por no volver a cometerlos.
Me gusta la gente capaz de criticarme constuctivamente y de frente, a estos les llamo amigos.
Me gusta la gente fiel y persistente, que no fallece cuando de alcanzar objetivos e ideas se trata.
Me gusta la gente que no trabaja por resultados. Con gente como esa , me comprometo a lo que sea, ya que con haber tenido esa gente  a mi lado me doy por bien retribuido.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...