domingo, 19 de abril de 2009

sin prisas por favor...

no me atosigues.. ni me presiones... no me hagas correr... no me agobies...
¿es realmente necesario vivir tan acelerados... sin tiempo para disfrutar... ?
Os proponemos :
8 secretos SLOW
Tómate una infusión con los pies apoyados fuera de la ventana. No hacerlo mientras conduces.
Invierte calidad de tiempo en la bañera, y si es acompañado mejor.
Escribe estas palabras en un sitio visible: Hacer varias tareas a la vez es no hacer ninguna bien
No te veas forzado a responder con rapidez, tómate tu tiempo.
No lleves el reloj encima, no te preocupes que sabrás la hora.
Bosteza a menudo. Bostezar es bueno para la salud
Escucha una pieza de música de Mozart en su tempo original.
Concedete un dia SLOW
Al levantarte dedícate un tiempo a desayunar tranquilo y visionar el día que tienes por delante.
Practica un hobbie sosegado.. Pescar, pintar, plantar; pero trata de hacer una sola cosa a la vez.
Come despacio. Disfruta de la soledad o de una conversación si estas con más gente.
Haz una siesta y tómate una hora extra en la cama, te lo mereces.
Escribe cualquier cosa. Sumérgete en el día que has tenido
Sal de casa y practica el noble arte del dolce fare niente. Lee un periódico, observa las fachadas..
Cena un menú con alto contenido en frutas y verduras.
Lée un libro en la cama, abandónate a tus pensamientos y fluye.

Ademas del Slow food que nace en en clara oposición a la proliferación de la cultura del fast food , tambien exiten otros conceptos que reinvidican pisar el freno a este ritmo de vida tan frenetico, estos son alguno ejemplos:
Slow Cities, ciudades en las que impera el equilibrio entre modernidad y tradiciondonde facilitan y armonizan el dia a dia, lugares donde los centros historicos son espacios peatonales en los que el tráfico y el ruido asociado desaparecen, fomentando el paseo tranquilo, las grandes superficies son rechazadas en favor de los pequeños comerciantes de la localidad, las casas se elevan al unísono, manteniendo la misma línea en las fachadas, altura y tejados... etc.
Slow Sex, ya que como muestran las encuestas, nuestra calidad del sexo ha descendido, consecuencia directa de las largas jornadas laborales y del estrés acumulado, y nos proponen hacer el amor pausadamente
Slow Work cuyos esfuezos se centran en ralentizar la jornada laboral, recordad que la sobrecarga que tenemos muchas de nosotras en el trabajo es la causa de algunos de los trastornos más preocupantes de la sociedad actual.
(Algunas empresas punteras, conscientes de la situación actual del mercado laboral, han optado por modificar sus normas y hacer de la empresa un espacio flexible en el que los trabajadores gestionen el tiempo a su gusto, puedan gozar de un espacio de relax, gimnasio o guardería para sus pequeños.)
Slow schooling, porque los niños viven presionados en muchas ocasiones spor los mismos padres que los atiborran de actividades extraescolares y asi les adaptamos al ritmo frenético de nuestra sociedad desde temprana edad. Desde la posición de Slow Schooling, se aboga por impulsar el juego en un entorno favorable a la interacción, lejos de competir. Asimismo, se alienta a los niños a descansar y relajarse para ordenar de forma estable y creativa sus ideas.
Slow Medicine: consiste en dedicar el tiempo necesario a cada paciente, algo que parece imposible en los sistemas sanitarios colapsados que tenemos...
Y tu? te apuntas al movimiento slow?

TOMATE TU TIEMPO, y DISFRUTALO!!

2 comentarios:

frcreation dijo...

Me parece muy interesante esta reflexión sobre el tiempo, y sobre todo la relación que tenemos frente a este fenomeno de aceleración frenetica que nos lleva a un mal estar...no es imprescendible, asi que slow,slow,slow...y vivir!!!

elena dijo...

ayss... qué consejos tan estupendos!

un besazo
(te he mandado un mail, lo has visto?)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...